La ciudad de Elda

 

 

La ciudad de Elda pertenece la comarca del Medio Vinalopó, de la cual es la capital administrativa. Tiene una población de 52.745 habitantes y el casco urbano se encuentra ubicado a orillas del río Vinalopó y rodeado de un circo de montañas. El espacio limitado para crecer, hizo que la ciudad se fusionara totalmente con Petrel, formando así una conurbación de casi 90.000 habitantes, que en la vida cotidiana de los vecinos, existe como si fuera una sola ciudad.

El origen de Elda es muy antiguo, remontándose a la Edad de Bronce, según los yacimientos encontrados. La primera población estable y urbana constatada data de unos 2500 años, con el poblado íbero de El Monastil. Elda siempre tuvo una posición estratégica, situada en un paso clave en medio de lo que fue la Vía Augusta y el Camino Real de Madrid al Mediterráneo. Juana I otorgó a la villa el privilegio de celebrar la feria de diciembre, Felipe V le otorgó el título de Fidelísima y Alfonso XIII le concedió el título de ciudad. Un eldense, Emilio Castelar, aunque nacido en Cádiz, llegó a ser presidente de la I República, y durante un breve periodo de tiempo, Elda fue la capital de facto de la II República.

La actividad económica durante siglos fue la agricultura. La propicia situación junto al río, hizo que también desde la antigüedad se desarrollara una importante industria que utilizó los molinos hidráulicos, desde almazaras, a fábricas de papel, o generadores de electricidad. La abundancia del esparto en los montes de la zona, hizo desarrollar durante siglos una artesanía principalmente centrada en la fabricación de felpudos, entre otros artículos. Pero la mayor importancia económica se obtenía del majado y venta de esparto a poblaciones que lo empleaban en la fabricación de redes de pesca o cabos, como era el caso de Callosa de Segura o las grandes fábricas de alpargatas de Elche.

La industria del calzado eldense no evolucionó de la de alpargatas hasta finales del siglo XIX, como consecuencia de la necesidad de sustituir una actividad agrícola diezmada por la salinización de las aguas del río Vinalopó. El desarrollo fue tal, que durante la segunda mitad del siglo XX, Elda llegó a considerarse la capital española del calzado, llegando a multiplicar rápidamente su población. A día de hoy, la fabricación de calzado femenino de diseño y calidad, sigue siendo el principal motor económico y seña de identidad de la ciudad, a pesar de la crisis.

Estos son algunos lugares de interés para visitar en la ciudad y alrededores:

Y estos algunos restaurantes:

 

Podéis localizar estos lugares de interés y restaurantes en el mapa que hay en la página de inicio de este sitio web. Y tenéis más información turística de la ciudad y alrededores en este folleto de la Concejalía de Turismo de Elda o en estos sitios web:

turismo.elda.es/

turelda.es/

Oficina de turismo de Elda